Paso 1

Remover toda hierba, maleza, pasto y grava que se encuentren en el terreno.
Es bueno utilizar herbicida (FAENA) previo a la remoción para que el herbicida actúe penetrando la hoja de la maleza.

Paso 2

Nivelar y compactar la tierra. Se recomienda que la tierra no sea de arcilla o
forme lodo. En caso de ser muy lodosa hay que arrojar sobre la tierra lodosa a lo mucho
1½ pulgada de tierra muy arenosa (tierra de nivel o relleno, esa tierra se encuentra en cualquier construcción, es extremadamente barata y en las construcciones la usan para nivelar o rellenar)

Paso 3

Ya que se encuentra nivelado y compactado se recomienda rociar un poco mas
de herbicida sobre la superficie de la tierra para evitar futuras hiervas.

Paso 4

Mostrar el pasto sobre el área de instalación.

Paso 5

Comenzar a fijar con unos clavos de 6 pulgadas (Ferretería La Rumba ) comenzando de una de las esquinas del pasto. La separación de cada clavo debe de ser
de 25 a 30cm de distancia entre cada clavo.

Paso 6

Ya que su pasto ha sido fijado hay que pasarle el cepillo hacia el lado contrario
de la caída del pasto.

Paso 7

Rociarle arena, muy finita, sobre el pasto. Se recomienda que se le rocíe de 1
a 2cm de arena. Ya que la arena está sobre el pasto hay que repetir una cepillada
igual que en el Paso 6.